Declaración de Víctor Navas
Declaración de Víctor Navas / Foto: Ayuntamiento de Benalmádena

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, ha desmentido que suspendiera la reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz para mediar con los vecinos que se oponen al proyecto de la remodelación de la avenida Antonio Machado.

“Estos días teníamos convocada una segunda reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz, y ha sido la propia institución la que decidió suspenderla porque entendía que ya no había conflicto tras anunciarse la celebración de la consulta ciudadana que ofrecía a los vecinos la posibilidad de posicionarse sobre el proyecto”, ha explicado el alcalde.

“Como alcalde, soy el primer interesado en que haya una mediación con el Defensor del Pueblo Andaluz, y por ello he insistido en que tenemos que sentarnos y reunirnos para culminar de una vez por todas dicha mediación si es posible, siempre en nuestra voluntad de diálogo y entendimiento”, ha recalcado.

“Como equipo de gobierno seguimos en la línea de trabajar de cara a los ciudadanos, pero no podemos aceptar mentiras como las que se han vertido estos días, con las que me acusaban de suspender la reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz”, ha aclarado Navas.

“Como alcalde nunca me he negado a reunirme con ningún colectivo, sino todo lo contrario: me he reunido hasta en dos ocasiones con el grupo de vecinos que se opone al proyecto para la avenida Antonio Machado, al igual que los técnicos municipales que trabajan en el mismo, demostrando así nuestra voluntad de escuchar siempre a los vecinos”, ha subrayado el alcalde.

Navas ha recordado que el sector empresarial y comercial está de acuerdo con el proyecto, “pero estamos dispuestos a escuchar a todas las partes”.

Los trabajos están paralizados, el proceso administrativo continúa

“El proceso de participación ciudadana en la elaboración del proyecto de remodelación para Benalmádena Costa comenzó en 2018, obtuvimos 13 millones de euros en fondos de la UE para realizarlo, y ya estamos en disposición de empezar, pero a pesar de ello, hemos decidido paralizar los trabajos hasta recabar la opinión de la ciudadanía a través de una consulta popular”, ha recordado.

“No obstante, no paralizamos las adjudicaciones y el proceso administrativo de los contratos de la EDUSI porque hay un plazo para su desarrollo, y no sabemos cuál será el resultado de la consulta: puede resultar favorable, o una opción híbrida que nos permita utilizar los fondos europeos, y por ello no podríamos permitirnos perder tiempo para justificar dichos fondos”, ha matizado el alcalde.

“Pero no empezaremos ninguna obra hasta tener todas las certezas que nos ofrezcan los resultados de la consulta”, ha subrayado.