Esta mañana el colegio La Paloma ha recibido de Ecovidrio un cheque por valor de 1.200 euros para la adquisición de material educativo por ser el centro educativo del municipio que más cantidad de vidrio logró reciclar en el desarrollo de la campaña ‘Los Peque Recicladores’. El acto de esta campaña de sensibilización sobre la importancia del reciclaje ha contado con la participación del alcalde, Víctor Navas, y del concejal de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), Juan Carrillo.

Los alumnos del CEIP La Paloma se convirtieron en los ganadores del concurso con holgada diferencia al aportar por si solos una tonelada de envases de vidrio, lo que supone la mitad de toda la recolección, que alcanzó los 2.122 kilos. En segundo lugar quedó el colegio El Tomillar, seguido de Novaschool.

“Este tipo de iniciativas sirven de correa de transmisión de un importante mensaje: sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de reciclar vidrio a través de los más pequeños, que son los que mayor empeño ponen en ello e implican a sus padres y al resto de la familia”, ha destacado el alcalde.

“Queremos darle la enhorabuena al colegio La Paloma por su esfuerzo a la hora de reunir durante la campaña más de una tonelada de vidrio”, ha celebrado Carrillo, que ha realizado un llamamiento a los centros educativos que no han participado en esta edición para que se sumen a las próximas.

Tomás Rueda, director del CEIP La Paloma, también valoró el desarrollo de esta iniciativa: “Estamos muy contentos por la participación tanto del alumnado como de las familias: recibimos con agrado la propuesta de Ecovidrio por reforzar nuestra línea de trabajo de cuidado y respeto por el medio ambiente”.

“Tenemos que reconocer que la campaña nos ha sobrepasado: los niños y las niñas se han volcado en el proyecto, acudiendo cada jornada con la botellita de vidrio del día anterior”, ha celebrado el director.

El gerente de zona de Ecovidrio, Jesús Gutiérrez, ha explicado como se desarrolló la actividad: “La iniciativa ha contado con una participación de 2.500 escolares pertenecientes a cinco centros educativos del municipio, y para el desarrollo de la campaña, que tuvo lugar del 25 de octubre al 10 de diciembre, se puso en marcha un concurso con el objetivo de convertirse en el colegio más concienciado y reciclador de envases de vidrio”.

Para ayudar a conseguir el objetivo, se dotaron a todos los centros participantes con cubos verdes decorado con la imagen de la campaña y personalizado con el nombre del colegio. Además de esta recogida de envases de vidrio, se han realizado actividades presenciales y concursos interactivos en cada uno de los centros participantes. Ambas actividades, las presenciales y la ratio de envases de vidrio recogido por alumnado de primaria, han determinado el ganador y los premiados de la campaña.

Los colegios participantes han sido Colegio Internacional Torrequebrada, CEIP Mariana Pineda, CEIP La Paloma, CEIP El Tomillar y Colegio Novaschool Benalmádena.

Reciclar vidrio

El vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Reciclando vidrio evitamos el crecimiento de los vertederos.

Reciclar vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Al usar calcín – vidrio reciclado – en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno.

Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación y se ahorra energía.

Datos de reciclado de vidrio en Benalmádena

Según los últimos datos disponibles correspondientes a 2020, los ciudadanos de Benalmádena reciclaron un total de 1.368.920 kilogramos de envases de vidrio. Esto supone que cada ciudadano recicló una media de 19,8 kilogramos de vidrio (equivalente a unos 68 envases).

Respecto a la tasa de contenerización, Benalmádena se sitúa con una media de 212 habitantes por contenedor, contando en la actualidad con un total de 326 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados por toda la localidad.