La portavoz de Podemos y diputada provincial, Maribel González, participó en una reunión la semana pasada con representantes de los sindicatos CC.OO y UGT de las trabajadoras y trabajadores del parque de atracciones Tívoli World donde constató el apoyo a las reivindicaciones de los agentes sociales.

El Parque de atracciones Tívoli World lleva 49 años prestando servicios de animación y entretenimiento a más de 30 millones de personas, convirtiéndose en un símbolo de la provincia de Málaga y de Andalucía y considerándose Patrimonio recreativo y cultural de las malagueñas y los malagueños.

Tras una nefasta gestión en su explotación los últimos 12 años y un entramado jurídico por la disputa de su propiedad, Tívoli World se encuentra en concurso de acreedores pendientes de que la empresa Tremon se haga cargo de nuevo de la propiedad y, si no procede a su inmediata apertura, con un serio riesgo de liquidación.

Tívoli ha demostrado durante los años de actividad que es una empresa viable. Las deudas contraídas no han sido por una quiebra de ingresos. De hecho, pese a la pandemia, Tívoli abrió el pasado verano y generó beneficios. Hay informes dentro del proceso concursal que confirman su viabilidad en la explotación.

Podemos se adhiere al manifiesto promovido para exigirle a la empresa propietaria que tome posesión de su titularidad y proceda a la apertura del parque en 2021. Trasladan su total apoyo a las 90 trabajadoras y trabajadores de Tívoli para que continúen en sus puestos de trabajo ya que son los que realmente hacen posible la actividad, suponiendo el sustento para otros empleos indirectos.

Maribel González trasladará el reclamo de los trabajadores a las instituciones de la Junta de Andalucía para que se estudien las iniciativas de un impulso de la actividad del parque de atracciones.

En palabras de González, “Tívoli ha sobrevivido medio siglo siendo un referente turístico para toda la Costa del Sol. Y ha sido así por sus trabajadoras, no por decisiones empresariales de mínima inversión y máximos beneficios. Por todo ello, desde Podemos, reiteramos todo nuestro apoyo a las trabajadoras y trabajadores del parque para evitar que las emociones, ilusiones y magia se conviertan en pura especulación urbanística”.

Los sindicatos y trabajadores han convocado una manifestación para el día 21 de mayo en la entrada de Tívoli que cuenta ya con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos y agentes sociales en Benalmádena. La reclamación es que el mítico e histórico parque de atracciones de la Costa del Sol no se cierre porque es rentable. Asimismo, los trabajadores y sindicatos harán concentraciones todos los viernes de 11:00 a 13:00 horas en la puerta del parque.